¿Conoces las mamaderas de plástico cristalino EasyClean?

La eficaz limpieza de la mamadera es fundamental para evitar trastornos gástricos en los bebés, ya que los gérmenes surgen de la descomposición de los restos de leche que quedan alojados en la mamadera cuando está mal higienizada. La limpieza correcta de la mamadera es inclusive más importante que la esterilización.

Por este motivo, el Laboratory for Material Analysis de Kingsport en Tennessee – EEUU, realizó un análisis sobre 3 diferentes mamaderas de plástico no cristalino que hoy se ofrecen en el mercado y los comparó con los biberones de plástico cristalino Babelito “EasyClean”, obteniendo y examinando fotos a nivel MICROSCÓPICO de las paredes interiores de todas estas mamaderas.

El resultado fue una notable diferencia de rugosidad: Las mamaderas de plástico cristalino Babelito “EasyClean” poseen una superficie con ondulaciones suaves, a diferencia de los otros biberones que tienen una infinidad de picos y valles pronunciados que conforman una textura microporosa que RETIENE RESTOS DE ALIMENTOS, y al descomponerse, crean gérmenes y bacterias dañinas para la salud del bebé.

Mientras tanto, la superficie ULTRA LISA de las mamaderas de plástico cristalino Babelito “EasyClean” es más higiénica, ya que al no retener olores ni restos de alimentos, garantiza una limpieza fácil y eficaz con muy poco esfuerzo.

Además, las mamaderas Babelito “EasyClean” se mantienen cristalinas con el paso del tiempo y el uso, siendo más resistentes frente al desgaste, minimizando posibles rayones, grietas y pérdida de transparencia, lo que los hace más sanos y seguros…A simple vista!

Purés, cereales y alimentos «listos para comer»

Preparar purés individuales especialmente para el bebé puede parecer algo trabajoso, estos consejos te pueden ser útiles:

  • No necesita cocinar especialmente para el bebé, simplemente añadí un par de verduras extras a la vaporera u olla donde preparas la cena familiar (zanahorias, papa batata, zapallo, etc), luego hacelas puré y agregándole un poco de leche materna o de fórmula tendrás listo el almuerzo del bebé!
  • Si estas cocinando verduras para tu bebé, añadí algunas más y convertí esa porción extra en una sabrosa sopa para el almuerzo!
  • Congelá los purees en pequeños recipientes como cubeteras de hielo.
  • Todos los purés simples de vegetales que tengas en el freezer pueden mezclarse entre sí para hacer la comida del bebé más interesante. Hace las mezclas luego de ver la reacción del bebé a los distintos vegetales por separado.
  • Utilizá los purés como salsas para verduras blandas o incluso para pan, (una vez que hayas introducido el trigo y el gluten), además del galletas de arroz (una vez hayas introducido los cereales).

¿Cereal para bebés?

El cereal para bebés así como el arroz para bebés, son opciones fáciles para incorporar como primeros alimentos, pero tienden a ser refinados (ej. arroz blanco), o sea más procesados industrialmente que un puré de vegetales hecho en casa. En cuanto a los cereales para bebés, estos tiende a ser fortificados, pero teniendo en cuenta que los bebés pequeños adquieren la mayoría de los nutrientes que necesitan de leche materna o de fórmula, nuestra sugerencia es que le des a tu bebé alimentos frescos y recién cocidos, ya que esta demostrado que aumentan la aceptación de nuevos alimentos de parte del bebe más adelante.

Alimentos en frascos “listos para comer”

Los frascos de alimentos para bebé ya preparados son cómodos y algunos de ellos están realizados con ingredientes orgánicos, por lo que pueden ser muy útiles cuando salís de casa. Al comprarlos, asegurate de elegir los que no contengan ningún tipo de azúcar añadida, e idealmente que no contengan una enorme cantidad de frutas (en especial las frutas secas) que pueden fomentar que tu bebé sea goloso. No obstante, recordá que los alimentos que se preparan en casa con ingredientes frescos serán siempre más nutritivos que cualquier alimento envasado. Cocinar en casa la comida del bebé desde temprana edad, permite que los más pequeños se adapten más fácilmente a comer la misma comida de papá y mamá.

Respondemos a tus preguntas sobre el destete!

A pesar de que parezca más natural introducir purés dulces primero, asegúrate de no ofrecerle demasiada fruta a tu bebé ya que es importante que se acostumbre al sabor de los vegetales desde pequeño. Algunos niños encuentran ciertas verduras, por ejemplo, las crucíferas como el brócoli, demasiado amargas. Si tu bebé rechaza estas verduras, dale un descanso y vuelva a intentarlo en unos días. Si tu bebé las sigue rechazando, intenta mezclarla con otra verdura una vez que haya pasado la etapa de los purés de sabor único.

Y, por supuesto, no añadas azúcar o sal a los purés de tu bebe. El azúcar no contiene ningún tipo de nutrientes y durante el destete cada bocado cuenta, así que haz los purés tan nutritivos como puedas. Introducir azúcar en la dieta del bebé puede hacer que se hagan golosos más adelante, lo cual perjudica su salud dental. La miel es otro de los alimentos que debe evitarse hasta al menos los 12 meses de edad, ya que puede contener bacterias que en algunos casos causan botulismo.

Los riñones de los bebés sólo están listos para procesar cantidades diminutas de sal, así que es mejor evitarla por completo.

Cuál es la manera más sana de cocinar para su bebé?

Los métodos de cocción son importantes a la hora de alimentar a los bebés – cocinar al vapor suave u hornear en lugar de hervir permite preservar los nutrientes solubles en agua, tales como la vitamina C  que es necesaria para apoyar el desarrollo del sistema inmunológico del bebe.

Nota importante sobre alimentos al vapor: no se necesita comprar un vaporizador. El método más sencillo es usar una cacerola con unos 5cm de agua, colgar un colador metálico con los alimentos sobre el borde de la cacerola y sin tocar el agua y una tapa de metal encima. Una vez que hierva el agua las verduras estarán cocidas en 3-5 minutos, el pescado en 5-7 minutos y el pollo en 9-15minutos. Asegúrese de que las verduras estén lo suficientemente blanditas para su bebé y de que el pescado, carne y pollo estén bien cocidos.

Que alimentos debemos evitar dar a los bebes? 

  • El gluten de cereales como el trigo antes de los 6-67 meses para garantizar que el intestino ha madurado lo suficiente para poder  digerirlos.
  • Azúcar y miel
  • Sal
  • Alimentos para adultos que pueden contener demasiada sal, azúcar e incluso aditivos y conservantes.
  • Los huevos y  el pescado poco cocido y los mariscos
  • Las carnes poco cocidas
  • Los frutos secos enteros porque son un peligro de asfixia

Los frutos secos incluso si se han reducido a manteca o están ben picados antes de los 6 meses.

Lácteos, si o no?

En esta etapa el bebé sólo ingiere pequeñas cantidades de sólidos y su principal fuente de nutrientes será todavía la leche materna o de fórmula (recuerde que la leche de vaca no debe ser la bebida principal del bebé hasta después de los 12 meses de edad). El principio del destete es más bien una introducción a sabores y texturas para el bebé!

Puede ser difícil conseguir que tu bebé se interese en alimentos sólidos si está demasiado hambriento, por lo que se aconseja darle la mitad de una toma de leche y luego ofrecerle que pruebe un alimento sólido. Darle una toma completa de leche podría hacer que el bebe se sienta demasiado lleno para querer probar cualquier puré de vegetales, así que guarda un poco de leche para más tarde sólo en caso de que tu/su bebé todavía tenga hambre después de su almuerzo sólido!

Los mejores alimentos para el destete precoz

Los mejores alimentos para el destete precoz (4-6 meses):

Una vez que hayas decidido cuál es el momento adecuado para iniciar a tu bebe en el destete, el siguiente paso es decidir con que alimentos comenzar. Ahora bien, recuerde que por más que a vos te guste comer pan con manteca, los bebés necesitan comenzar con alimentos frescos y no procesados como purees de frutas y verdura que le podes dar con una cuchara de punta blanda o cuidadosamente cortados en trozos pequeños paraqué tu bebé aprenda a comer solo.

Los mejores alimentos para empezar son: puré de zanahorias cocidas al vapor, puré de batata, puré de chirivías mezclado con un poco de leche materna, fórmula o agua que se uso para su cocción para diluirlos si los purés son demasiado firmes. Podes usar un procesador o un pasapurés, pero asegúrese de que al principio el puré sea bien suave, es decir, sin trozos que puedan ser un riesgo de atragantamiento.

Una vez que hayas introducido los tubérculos puedes probar el brócoli (que también es un gran alimento para comer con la mano si lo cocinas hasta que esté bien blando), los guisantes, las judías verdes, las espinacas, la col rizada, manzanas o peras cocidas. Las frutas maduras como plátanos, frambuesas, aguacate o mango pueden hacerse puré o cortados en trozos lo que los hace ideales como comida “on-the-go” o merienda.

Simples purés de frutas o vegetales son preferibles en las primeras etapas del destete, ya que te permiten identificar los alimentos a los cuales tu bebé podría estar reaccionando (vómitos, desarrollar una erupción, la mucosidad en el estómago, gases, hinchazón o simplemente que no disfruta mucho!). Nuestro consejo para estos alimentos problema es los suspendas de la dieta de tu bebé y los reintroduzcas a los pocos días. Si la reacción se repite, habla con tu médico sobre esto.

De esta manera después de unas pocas semanas, habrás introducido a tu bebe a un montón de frutas y verduras de manera tal que podrás empezar a mezclarlos en purés más aventureros. Poco después podrás agregar proteína y algunos granos a los purees para hacerlos más interesantes.

Importancia del hierro en bebés y embarazadas

Los bebés necesitan hierro para el desarrollo del cerebro y la función cognitiva, así como para prevenir la anemia que puede afectar los niveles de energía e incluso el crecimiento.

Los bebés nacen con suficientes reservas de hierro para los primeros seis meses de vida, este hierro viene de la dieta de la madre y sus reservas, así que es importante asegurarse de que las futuras mamás comen suficientes alimentos ricos en hierro durante el embarazo.

Después de los seis meses, el bebé necesita obtener el hierro de su dieta, esto es particularmente importante para los bebés alimentados con leche materna ya que esta contiene muy poco hierro en comparación con la fórmula.

También hay que tener en cuenta que la leche de vaca es pobre en hierro y puede interferir con como absorbe el bebé el hierro. Los órganos de los bebés son relativamente inmaduros a los 4-6 meses de edad y ofrecer leche de vaca como bebida principal puede irritarles las paredes del intestino, provocando sangrado y mala absorción de nutrientes.

Los alimentos ricos en hierro incluyen proteínas como la carne roja o lentejas que pueden ser introducidas a partir de los 7 meses de edad, así como las verduras verdes incluyendo el brócoli y la espinaca que pueden ser introducidas antes.

Es importante recordar que la vitamina C aumenta la absorción de hierro de origen no animal así que es mejor tratar de no hervir las verduras y cocinarlas suavemente al vapor, especialmente aquellos alimentos ricos en hierro, de esta forma preservas su vitamina C

Un buen comienzo para el cuidado de tu bebé

ASESORAMIENTO PARA UN BUEN COMIENZO, INCLUIDO LAS MAMÁS QUE NO DAN PECHO.

Es muy importante que te asesores en los temas de lactancia materna y los cuidados del bebé durante el embarazo, alcanzando ayuda externa pero que no interfiera en el vínculo.
Necesitas sentirte apoyada, acompañada, escuchada y contenida, teniendo en cuenta las diferencias culturales, religiosas, étnicas, económicas, etc.; e involucrando al papá desde el principio de la relación, siendo el principal sostén de tu díada mamá-bebé.

¿Qué es lo que brinda tener conocimientos de lactancia antes del parto?

Es importante que desde el embarazo te familiarices con tu cuerpo, especialmente con tus mamas, lo que lograría una mejor predisposición física y emocional para la lactancia. La lactancia materna además de ser un método de alimentación es el mejor vehículo para desarrollar el vínculo, y también una manera de confirmarte de que tenes una herramienta esencial para darle amor y cuidados a tu bebé.

¿Cómo empezar a tener conocimientos?

Etapa: Embarazo:

Participar de charlas para embarazadas.
Consultar con una Puericultora aclarando dudas, temores y mitos. De esta manera, ayudaría a prevenir angustias, inseguridades, desorientaciones y desasosiegos que producen tantos medios de información generalizados.
Podes realizarte un control de tus pezones. No importa la forma, “todo tipo de pezón sirve para dar el pecho a un bebé”.
Conocer cómo se produce la leche, la importancia del calostro, y las posiciones de amamantar. Cuál es la intervención específica y adecuada en temas como: congestión mamaria, tensión láctea, venida o bajada de la leche, pezones doloridos, grietas, etc.
Cuando haces una consulta, no solo querrás una respuesta técnica sobre lactancia y crianza, también estarás necesitando herramientas para tener seguridad y confianza en vos misma, y para poder resolver sola tus problemas, pudiendo distinguir entre tus propios sentimientos y pensamientos, y las actitudes y opiniones de las personas que te rodean.

Etapa: Puerperio Inmediato:

Exigir el contacto inmediato con tu bebé después del parto.
Pedir ayuda en la prendida.
Conocer que todo tipo de pezón siempre va a servir para la lactancia. .
Tu bebé no conoce la alimentación de ningún tipo de pezón dentro de tu panza, por lo tanto, es importante que lo primero en conocer , fuera del útero sea “ Tu pezón “
Debes tener en cuenta que hay que ofrecer con frecuencia el pecho – despertarlo cada 2 hs durante el día – . Con que la duración de las mamadas sean cortas, pero efectivas, nos garantiza que el bebé que estaba constantemente alimentado dentro de útero, pueda sostener el peso de nacido y comenzar a aumentar.
Tu calostro “sirve “porque es el alimento que produce tu cuerpo para “tu bebé” es ideal y primordial, ya que en él encuentra la primera inmunización. Es rico en proteínas y sales minerales, además resuelve las necesidades alimentarias de sus pequeños órganos, aún no maduros por sus propiedades lo apodan “oro líquido”.
Con el tiempo, habrá cambios normales en la producción de leche y en la frecuencia de las mamadas. Cuanto más ofrezcas el pecho, más vas a producir.
Como mamá, tenés tus prioridades experiencias de vida, tus creencias y estilo de crianza. Es necesario que te sientas libre para tomar decisiones y poder decir lo que piensas sin temor a ser criticada o juzgada.
Si lograras informarte durante el embarazo, facilitaría un comienzo seguro, y también preparada a que si las cosas no salen como estaban planificadas, siempre existe un plan B.
Si por alguna razón tomaras la decisión de no amamantar a tu bebé, deberás ser respetada. Lo importante es el contacto piel a piel, esta práctica rutinaria desde el minuto cero proporciona el comienzo de un buen vinculo mamá bebé, ya que facilita los procesos de intercambios químicos y hormonales. Independientemente de la forma en que alimentas a tu bebé, el contacto piel a piel., refuerza el vínculo afectivo dándole tu seguridad, tu olor, tu calo, nutriéndolo emocionalmente.

¿Qué elementos son importantes y se deben contemplar para la lactancia?

Básicamente, sugeriría los siguientes materiales:
Almohadones para amamantar
Crema de caléndula
Casquillos aireadores de pezones
El resto de elementos dependerá de las necesidades de cada mamá.

BELKIS B. PONGETTI

Beneficios de la lactancia materna para tu bebé

Tu leche materna es el mejor alimento y el más completo que puede recibir tu bebé. Contiene todos los nutrientes necesarios para un desarrollo saludable inmediato y propicia una buena salud durante toda la vida.

Al tener mayor contacto piel a piel, en tu bebé se establecerá una evolución psíquica y física muy valiosa, porque el contexto de cercanía emocional prolongada con tu cuerpo es indispensable para protegerlo en todo su desarrollo a corto, mediano y largo plazo, creando un lazo de amor muy fuerte e intensificando el vínculo entre ustedes.

Tu lactancia materna prolongada y de mayor contacto físico, destacará el menor riesgo de enfermedades y cuando se enferme lo hará en menor gravedad. Por consecuencia se reducirá tu ausentismo laboral al no tener que estar cuidándolo.

Como “mamá en lactancia” sos la protagonista de esa relación mamá – niño/a. Encontrar un equilibrio emocional y un ambiente facilitador familiar y laboral que te rodee te dará la tranquilidad y el clima propicio para el establecimiento de un vínculo afectivo sano, que será positivo y valioso en el desarrollo emocional y fortaleza de la personalidad de tu hijo/a.

Los buenos vínculos primarios con vos, son una impronta que como resultado garantiza un adulto sano para la sociedad.

Beneficios de la Lactancia Materna

La leche materna es el mejor alimento y el más completo que puede recibir el niño menor de seis meses. Además de digerirla más fácilmente que a cualquier otra leche que no es de nuestra especie, contiene todos los nutrientes necesarios para un desarrollo saludable.

Ventajas de la lactancia materna para el bebé

*La leche materna es inocua y contiene anticuerpos que ayudan a proteger a los lactantes de enfermedades frecuentes de la infancia como la diarrea y la neumonía, tiene todo lo que el bebé necesita: vitaminas, grasas, proteínas en su cantidad exacta. Es rica en hierro, que se absorbe mejor que el de la leche artificial y su proporción de calcio/fósforo es más adecuada.
*Es la vacuna para todas las enfermedades infectocontagiosas. Protege al niño de infecciones (bronquitis, gastroenteritis, otitis, meningitis) porque la leche materna es rica en inmunoglobulinas (defensas que la madre pasa al bebé). Por lo tanto, el bebé es más sano y tiene más defensas (se enferma menos y con menor gravedad).
*Se digiere bien y el bebé no se constipa.
*Tiene la composición ideal para el bebé y se adapta, variando la proporción de nutrientes, a medida que el niño crece; también cambia la proporción de nutrientes durante el día y es distinta al principio y al final de la toma.
*Está rápidamente al alcance del bebé y a la temperatura justa. Llega directamente a la boca del bebé, por lo que no hay contaminación ni manipulación previa.
*Crea un lazo de amor muy fuerte que protege al bebé tanto física como psíquicamente. Además de los beneficios inmediatos para los niños, propicia una buena salud durante toda la vida. Los adolescentes y adultos que fueron amamantados de niños tienen menos tendencia a sufrir sobrepeso u obesidad, y obtienen mejores resultados en las pruebas de inteligencia.

Ventajas de la lactancia materna para la mamá

*El vínculo emocional entre madre e hijo se intensifica.
*De noche se puede amamantar sin tener que levantarse y se puede seguir descansando.
*Ayuda a que el útero, que ha crecido tanto durante el embarazo, vuelva a su tamaño normal.
*Retrasa la ovulación.
*Favorece una menor incidencia de cáncer de mama y ovarios.
*Evita en mayor medida que la madre padezca anemia

Ventajas de la lactancia materna para la sociedad

*El gasto de la sanidad pública y privada se reduce, ya que entre las ventajas de la lactancia materna destaca el menor número de niños enfermos.
*Se reduce el absentismo laboral de los progenitores al no tener que estar cuidando a sus hijos.
*Incide muy positivamente en la economía familiar, ya que el gasto en alimentación y otros complementos se reduce considerablemente.
*Es ecológica: no necesita fabricarse, envasarse ni transportarse.

Bibliografía: Beneficios de la lactancia materna: Organización Mundial de la Salud

BELKIS B. PONGETTI

Una mirada actual al uso de los chupetes

Una mirada actual al uso de los chupetes

Existe una infinidad de formas, modelos, materiales y tamaños.

Ante tanta oferta, las mamás se encuentran en el desconcierto sobre cuál es el adecuado para su bebé y hasta muchas se preguntan si realmente es necesario su uso.

Porqué utilizar este pequeño “gran” objeto?

El chupete sirve como una descarga de ansiedades con las que se encuentra tu bebé cuando llega a un mundo nuevo y desconocido. Al succionar, acto reflejo que traemos al nacer, tu bebé logra desconectarse de este inesperado universo que, a veces, lo enfrenta a situaciones impredecibles y que lo angustian. Esta fase se la considera como “succión no nutritiva”.

Este reflejo de supervivencia, además de asegurarle la alimentación, puede verse favorecido con el ofrecimiento de un chupete, que continuará una “succión no nutritiva” garantizando el control de la respiración disminuyendo los períodos de apneas.

¿Cuándo es aconsejable su uso?

*Sugiero su uso sólo cuando está establecida la correcta succión al pecho.

*Cuando terminaste de alimentar a tu bebé, y notas que demanda mayor tiempo de succión, implementar el chupete es una buena forma de completar esa necesidad de “succión no nutritiva”.

*Cuando notás que tu bebé se autosatisface succionando su pulgar, el cual es un hábito que será difícil de sacar.

*Cuando tu bebé manifiesta cólicos, la succión ayuda a descargar la tensión de dolor.

En el chupete encontramos un aliado para ofrecer calma y esto produce un efecto doblemente benéfico. Un bebé que está tranquilo también relaja a su mamá. Si vos estas muy ansiosa, te angustias ante su llanto y no logras tranquilizarlo, se forma un círculo no beneficioso que tu bebé percibe, y seguramente aumente su angustia y llanto. En esas circunstancias, el chupete puede ser el pacificador (pacifier).

Es común que el chupete se pierda. Lo ideal es tener más de uno, para tener como reemplazo.

Es posible que a veces tu bebé lo rechace, y mi experiencia me conduce a dos observaciones: el bebé ejerce la “succión no nutritiva” en el pecho porque a la mamá le cuesta detectar cuándo termina la “succión nutritiva” o cuando el chupete no satisface esa succión, ya que no la encuentra parecida al pecho materno.

Los chupetes de látex son blandos, expandibles y además, se adaptan a la forma del paladar sin deformarlo. Los de silicona tienen mayor durabilidad y algunos bebés que se alimentan con “suplementos artificiales” se acostumbran y lo aceptan. Sugiero no modificar de modelo una vez que tu bebé lo aceptó.

¿Cuándo no es aconsejable su uso?

Cuando retomas la lactancia porque hubo alguna dificultad.

Cuando tu bebé desde el inicio de su alimentación fue satisfecho con mamadera y luego decidís darle el pecho.

Cuando notas que la lactancia se torna más dificultosa, y no podes lograr una buena adhesión boca-pezón.

Cuando se tarda en prender tu bebé al pecho después de nacido.

Cuando se pretende retrasar o sustituir los deseos del bebé de alimentarse, ya que altera el amamantamiento.

La etapa del uso regulado del chupete

El uso del chupete debe ser regulado como se menciona más arriba; y aún en mayor medida a partir del primer año cuando sería la etapa de comenzar a dejarlo.

A partir de esta etapa:

*Comienza el desarrollo del habla y el uso del mismo empieza a dejar de ser beneficioso, ya que puede provocar un desarrollo fisiológico poco saludable, con un posible retraso en el desarrollo de la comunicación.

*Comienza la etapa de deambulación y exploración, donde el chupete no tiene que usarse como “tapa boca” para evitar el llanto al rescatarlo de situaciones de peligro, ni tampoco debe tomarse, como un objeto que sustituye “atención”, ya que podría afectar su desarrollo psicológico y emocional.

*A partir del año tu bebé está en la mitad del desarrollo para completar su dentición de leche, por lo que el uso regulado del chupete es apropiado para evitar malformaciones en las piezas dentarias y el paladar.

*Al completar la dentición de leche, el uso prolongado del chupete durante el día, genera el hábito de tomar aire a través de la boca. Si el niño presentara una infección en las vías respiratorias superiores, (ej. catarro) sería más susceptible a las otitis.

Es por eso que recomiendo a la familia, a partir del 1er año del niño considerar el chupete como una ayuda para momentos puntuales, como conciliar el sueño o en situaciones que le provoquen ansiedad.

¿Como dejar el chupete?

Algunos niños lo hacen por propia voluntad, pero en otros casos es una decisión parental. En este caso, debieran considerarse algunas situaciones como contraproducentes para dejar el chupete, como: el nacimiento de un hermanito, una mudanza, un viaje, un duelo; cambios que pueden provocar estados de angustia y ansiedad en el niño. Tampoco es recomendable iniciar el abandono del chupete cuando se empieza el proceso de retirada del pañal, mudanzas de cunas o camas, en la época del destete o en ausencia temporal de los padres; ya que todo cambio se debiera hacer de uno a la vez, para que sean claros, queden fijados y no causen confusión o regresión.

Elegir un momento en que en casa no se viva ningún tipo de tensión o cambio, haya calma y seguridad.

Una posibilidad es pactar con el niño que el chupete que tiene será el último. Esto quiere decir que si se rompe o pierde, ya no habrá otro.

El reprenderlo por su uso, es una actitud ambigua que dificultará su retirada definitiva. Debe tenerse en cuenta, que quienes lo introdujeron a su mundo para calmarlo, deciden que ya no es necesario.

Si tu bebé llora mucho, habrá que satisfacerlo con juegos, paseos, cariños, abrazos, caricias y besos.

Conclusión

Ni elemento indispensable, ni desechable: su utilidad es funcional y depende de la necesidad de cada niño. Para los padres puede ser un complemento para calmar al bebé, pero lo importante es que no opaque lo esencial de la crianza en lo que respecta a la necesidad de un niño; que es la dedicación, el amor y la paciencia que les entregamos y brindamos.

BELKIS B. PONGETTI

¿Cuándo introducir sólidos en la dieta de tu bebé?

El destete es un paso fundamental en la nutrición de tu bebé y coincide con algunos hitos importantes en su desarrollo. Cuando tu bebé está listo para el destete, puede sentarse sin ayuda y tragar alimentos blandos, por ej. purés. También notarás que su coordinación ojo-mano-boca avanza rápidamente, de modo que puede tomar pequeños trozos de comida con sus manos y llevárselos a su boca.

El momento justo es realmente importante: La primera pregunta que surge en la mente de cada nueva mamá es cuándo iniciar el destete. La respuesta depende en cierta medida del desarrollo y crecimiento de cada bebé en particular, pero en general, es aconsejable esperar hasta que el bebé tenga -al menos- 4 meses para asegurarse de que sus intestinos y riñones están lo suficientemente maduros como para digerir y metabolizar adecuadamente las primeras comidas sólidas, sin aumentar el riesgo de alergia o infección. La Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja iniciar el destete en torno a los 6 meses de edad, ya que hasta entonces los bebés pueden obtener todos los nutrientes que necesitan de la leche materna o de fórmula.

Es por eso que, si tu bebé tiene entre 4 y 6 meses de edad, y se muestra interesado al ver alimentos sólidos (muchos bebés muestran su interés queriendo agarrar alimentos o se muestran muy emocionados al ver el almuerzo de mamá), o si parecen insatisfechos después de tomar el biberón (esto incluye que despierten con hambre con más frecuencia durante la noche), consultá con el pediatra si ya es el momento.

No demores en destetar a tu bebé pasados los seis meses. Una nota importante sobre el tiempo justo es no retrasar el destete pasados los 6 meses, a menos que te lo indique el pediatra, ya que puede perderse el momento clave para introducir alimentos sólidos, y luego tu bebé podría encontrar difícil aceptar nuevos alimentos, sabores y texturas. Además, a medida que tu bebé crece la leche por sí sola no es alimento suficiente para cubrir sus necesidades nutricionales, especialmente la de ciertos minerales como el hierro.

¿Cómo prevenir las caries?

La idea que sobrevuela este artículo es concientizar sobre la prevención para que nuestros niños no tengan caries y su desarrollo bucal y, como consecuencia, su desarrollo facial sean saludables.

Soy odontopediatra y ortodoncista de niños, hace más de 20 años que trabajo con chicos. Actualmente me dedico al crecimiento facial guiado atendiendo niños desde el nacimiento hasta los ocho años, la etapa más importante del desarrollo de un niño.

Creo firmemente en que es muy relevante la interacción entre las especialidades pediátricas para que el niño crezca saludable en todos los planos.

En lo que hace a mi especialidad es muy importante comenzar a cuidar la boquita de tu bebé desde el comienzo. Utilizá para esto un cepillo de silicona, es como un dedal y lo manejas vos para no lastimar la boquita de tu bebé. Lo ideal sería que limpiaras la boca de tu bebé después de darle el pecho o de darle la mamadera, para retirar los restos de leche y evitar su fermentación. Como mínimo deberías hacerlo una vez al día, preferentemente por la noche, introduciendo el cepillito recorriendo con movimientos suaves y circulares la superficie de las encías , no con pasta, sólo con agua.

No te preocupes si te parece difícil hacerlo. Retira lo que puedas, sin profundizar demasiado y hasta donde tu bebé necesite y/o admita. Verás que en poco tiempo él se acostumbra y cada vez será más fácil hacerlo.  Si la lactancia es materna al principio tendrás poco que retirar, porque una buena succión del bebé ayuda a la limpieza de los maxilares.

Cuando comience su dentición, habitualmente a los seis meses, poné especial cuidado en limpiar sus dientes desde el primer día. Su esmalte es todavía frágil y, por lo tanto, más vulnerable a los ácidos que las bacterias forman durante el proceso de fermentación. Es muy importante que el bebé no tenga caries, a esta altura ya va a estar acostumbrado al cepillado que además lo ayuda con las molestias ocasionadas por la irrupción de sus primeros dientitos.

Comienza la erupción con sus dos incisivos inferiores y después continúa con sus incisivos superiores. En esta etapa el bebé va a estar molesto, con mucha saliva y hasta puede tener fiebre. Este es el momento de hacer una consulta con un especialista. Además de controlar los dientes te irá guiando en el desarrollo de sus huesos maxilares, la función de la lengua y la respiración. La dentición temporaria o “de leche” se completa a los tres años con 20 dientes en total.

Entre todos tenemos que entender que lo más importante es prevenir, el tratamiento temprano interdisciplinario hará que tu niño crezca sin caries y evitará un tratamiento de ortodoncia complejo, generándole así una sonrisa saludable.

Dra. Marisa Santos